Share

Dos grandes errores a evitar cuando tienes citas

¿Cómo saludas a alguien en tu primera cita?

¿Saludas con un estrechar de manos? ¿Presumes un cierto nivel de afecto y vas por un abrazo? ¿Un beso en la mejilla? ¿O evitas el asunto y te apegas a una incómoda sonrisa?

¡Yo no lo sé! Pasé por situaciones en las que he ido con la intención de estrechar la mano y mi cita fue por el abrazo, y en otras fui con la intención de abrazar y la reacción de mi cita puede ser comparada con el susto de una cabra de montaña. Una vez, mi cita y yo estábamos tan indecisos que simplemente nos saludamos con un choque de puños.

Tener citas como un joven católico puede ser complicado.

Algunas personas se casan con sus amores de secundaria y evitan toda la escena de tener citas como adultos. Otros (entre los que me incluyo), hemos salido con varias personas a medida que navegamos la joven adultez.

No hay una fórmula que funcione infaliblemente. Y si bien no hay un único modo correcto de salir en una cita, sí hay modos incorrectos de tener citas. Particularmente, hay dos modos que son responsables de empezar una relación de citas, con el pie izquierdo.

  • El “Completo”

En un intento de cortejar a tu cita, haces de todo. Organizas todo un día entero de actividades o los llevas a un restaurante tan elegante, que tan sólo el agua cuesta $200.

Lo que sea que hagas, lo haces “completo”, no dejas lugar a dudas en la mente de tu cita sobre tus intenciones románticas.

El problema con el “completo”, es que puede crear mucha presión innecesaria, para ambos.

La persona que planea la cita, puede terminar sintiendo que tiene que impresionar constantemente a la otra persona. La persona que es recibida con una cita “completa” puede terminar sintiéndose incómoda por la cantidad de tiempo (y dinero) que se ha invertido en él/ella.

Además, cuando una cita “completa” no sale muy bien, puede convertirse en una suerte de prisión para alguno, o para ambos. Es difícil excusarse educadamente cuando solamente ha transcurrido una hora, de las cuatro horas del viaje en bote por el río.

  • El “Tranquilo”

En el extremo opuesto de ese tipo de citas, se encuentra el “tranquilo”. La versión “tranquila” en las citas consiste generalmente, en invitar a alguien a un sofá cercano, un parque o a una reunión de amigos para, bueno, “relajarse”.

Aunque el objetivo de las citas “tranquilas” es crear un ambiente casual, de perfil bajo, la otra persona puede no tener ni una pizca de idea respecto de lo que está sucediendo.

Tú puedes estar perfectamente cómodo con tus pantalones cortos, pero ellos se estarán preguntando qué es lo que planeas hacer en la próxima hora, si compartirás la bolsa de Doritos y, aún más importante, si es que siquiera están en una cita.

Este tipo de citas también puede indirectamente lastimar o confundir, siendo que no se estarían entendiendo tus intenciones. Pueden asumir que tu invitación a “tomar un café” es meramente una oportunidad platónica de probar las variedades de leche de almendras disponibles en tu cafetería más cercana, mientras que de paso intentas comenzar una relación de citas.

Finalmente, este tipo de citas puede ser percibido como una falta de esfuerzo de tu parte. La persona a quien invitas a salir probablemente no espere un tour por las bodegas más prestigiosas de tu barrio, pero estoy seguro de que quieren sentir que te importa conocer a tu propia cita.

La solución

Como probablemente ya te hayas dado cuenta, la solución es el balance entre ambos extremos. Si quieres empezar a salir con alguien, sé intencional. Pon un poco de esfuerzo en la planificación de la cita y déjale en claro a la otra persona que estás, de hecho, preguntándole si quieren ir en una cita contigo. Un método que me ha resultado eficiente para invitar a alguien, es usar alguna variación de la frase “me gustaría salir contigo en una cita”.

Sin embargo, intenta tomar las cosas con calma. Tu objetivo en las primeras citas debería ser crear un ambiente tranquilo en el cual ambos puedan darse el tiempo para conocerse. Puedes posponer el viaje en globo aerostático hasta que la relación sea un poco más seria.

Related Resources

Feminidad Pura
By: Crystalina Evert
Masculinidad Pura
By: Jason Evert
Amor Puro
By: Jason Evert
Como Encontrar a Tu Alma Gemela Sin Perder Tu Alma
By: Jason & Crystalina Evert
Formando Adolescentes Puros
By: Jason Evert & Chris Stefanick
X