Share

¿Cuándo deberías decir “te amo”?

La primera vez que le dije “te amo” a una chica, yo tenía catorce años y fue a través de un mensaje de texto. No tenía ni idea de lo que las palabras significaban: decir “te amo” parecía ser la mejor manera de comunicar la tormenta hormonal de sentimientos calurosos y confusos que estaba experimentando.

En los años que siguieron, a medida que mi concepto del amor se iba profundizando, me volví mucho más serio en torno a esas dos pequeñas palabras. De hecho, para el momento en que salía con Renée, quien ahora es mi esposa, estaba convencido de que no quería decirle “te amo” hasta que estuviéramos comprometidos.

Quería mostrarle a Renée que la amaba incontables veces (la última fue cuando vacié mi cuenta bancaria para comprar un piedra resplandeciente), antes de decirle que la amaba. Se sentía como el estándar correcto. Fue difícil, y significativo, y heroico.

En los primeros años de nuestra relación, mi perspectiva volvió a cambiar. Comencé a entender de modo práctico lo que significaba amar en una relación romántica, y Renée era mi modelo a seguir.

Luego de cinco meses de relación y de un atardecer romántico en un pequeño restaurante italiano festejando el cumpleaños de Renée, nos dijimos “te amo” por primera vez.

 

¿Qué significa decir “te amo”?

Crecer leyendo libros escritos por autores católicos, tales como Jason Evert, la respuesta a esta pregunta era siempre la misma. El amor no es un sentimiento. El amor es una elección. El amor es sobre “querer lo que es mejor para la persona que amas.”

No es una mala definición para destacar que el amor es más que sentimientos calurosos y revoltosos, y más que una mera atracción sexual. Pero no ayuda mucho a descubrir cuándo se debería decir “te amo” en una relación.

Siguiendo esta definición, le pude haber dicho a Renée “te amo” en nuestra primera cita, ciertamente quería lo mejor para ella desde el primer momento.

Si bien “te amo” definitivamente comunica “quiero lo que es mejor para ti” en el contexto de una relación romántica, estas palabras también comunican algo más.

¿Y qué comunican?

Podemos encontrar la respuesta en las palabras de San Juan Pablo II, cuando afirmó “Cuando el sujeto se siente más responsable de la persona, tanto más hay en él de amor verdadero” (Amor y Responsabilidad). Ese algo más es la responsabilidad.

Luego de dos citas, quería lo que era mejor para Renée, pero no sentía ninguna responsabilidad significativa hacia nuestra relación. Si hubiéramos tenido una fuerte discusión o Renée hubiese anunciado que se mudaba a Perú, ese hubiera sido el fin de todo.

Luego de cinco meses, nuestra relación se veía muy diferente. Renée y yo estábamos teniendo una relación a distancia, y habíamos puesto en práctica diversos compromisos mutuos. Nos hacíamos tiempo casi todos los días para llamarnos o realizar videollamadas, y al menos una vez al mes uno viajaría para ir a ver al otro. Ambos nos habíamos responsabilizado mucho más por nuestra relación.

Entonces, ¿cuándo deberías decir “te amo”?

Primero y antes que nada, empiezo por la definición dada por los autores católicos. Si no puedes genuinamente afirmar que lo que quieres es lo mejor para la otra persona, no tienes por qué decir “te amo”.

Pero ese es tan sólo el primer obstáculo. Ahora debes preguntarte “¿la responsabilidad está presente en nuestra relación?”

¿Ambos han realizado un compromiso exclusivo mutuo y recíproco? ¿Están dispuestos a invertir en su relación, incluso cuando demande sacrificios? ¿Su relación se está dirigiendo hacia el matrimonio? Tal vez no en la próxima semana, o en el próximo mes, pero basado en tu actual conocimiento, ¿puedes verte contrayendo matrimonio con esa otra persona?

Si tu respuesta a todas estas preguntas es “sí”, entonces probablemente estás en un buen lugar para decir esas dos palabras. Pero no te lo tomes a la ligera.

Si no estás seguro de que sea el momento adecuado, ya es razón suficiente para esperar. El amor es paciente. Pero en el mientras tanto, busca constantemente maneras de mostrarle al otro que lo amas. De este modo, cuando finalmente digas esas palabras, la otra persona no tendrá duda alguna.

Related Resources

Feminidad Pura
By: Crystalina Evert
Masculinidad Pura
By: Jason Evert
Amor Puro
By: Jason Evert
Como Encontrar a Tu Alma Gemela Sin Perder Tu Alma
By: Jason & Crystalina Evert
Formando Adolescentes Puros
By: Jason Evert & Chris Stefanick
X