Soltería: ¿Qué sentido tiene?

Cada día tomamos decisiones. Algunas son tan pequeñas como elegir qué zapatos llevar o qué desayunar. Otras necesitan más reflexión, más oraciones. ¿Cómo elijo pasar mi tiempo en esta tierra? ¿Con quién elegiré pasar mi vida? Recientemente, y con la novedad de convertirme en una futura esposa, he estado reflexionando sobre mis años de soltería. Tiempos de bien y de mal, carne y espíritu, sí y no.

Un hecho de nuestra vida es que la vivimos mirando hacia adelante, pero la entendemos al mirar atrás. Yo estuve soltera durante bastante tiempo. A veces tenía citas, pero el mundo universitario no era el mejor lugar para las citas. Muchos de los hombres de los que me rodeaba, francamente, no buscaban salir con nadie. Ellos querían “pasar el rato”, pero no, no tener citas. Si hubiera sido más consciente de eso, habría reconocido las alertas rojas y habría rechazado lo malo con más frecuencia. ¿Existen hombres que busquen a una buena mujer, y que quieran llevarla a citas y acercarla a Dios? Por supuesto. Para encontrarlos, creo que debes aprender a rechazar lo malo y esperar lo bueno.

El mundo de las citas está lleno de opciones. Yo tenía opciones y, a menudo, elegía las incorrectas. Dije “si” a los tipos equivocados. Muchas veces. Parece obvio que no vale la pena hacer caso al tipo que no te llama cuando ha dicho que lo haría, o que hay que rechazar al tipo que se emborracha y te envía un mensaje de texto tarde de noche con el propósito de “pasar el rato”. Parece obvio que hay que elegir al tipo que hace un esfuerzo, que habla menos de sí mismo y se preocupa por preguntar más por ti, y que quiere acercarte a Dios. ¿Por qué elegí mal y por qué muchos otros hacen lo mismo?

Yo creo que nosotras pensamos que los buenos hombres ya no existen. Nos hemos vuelto tan impacientes para esperar que Dios traiga a la persona adecuada a nuestras vidas que nos conformamos con menos. Nos conformamos porque es más fácil decir “Estoy saliendo con alguien” que decir “Estoy soltera”. Es más fácil rendirse a los placeres de este mundo ahora, que esperar las cosas buenas que Dios ha planeado para nosotros en el futuro. El mundo ha estigmatizado mucho la palabra soltero. Si eres soltero, debes estar solo. Si eres soltero, debe haber algo mal en ti. Incorrecto. Yo creí esta mentira absurda durante bastante tiempo y permití que me consumiera. Puse mi valor, dignidad y esperanza en manos de los hombres, en lugar de en Dios que me ama profundamente. Cuando dejamos de hacer esto, disfrutamos mucho más de la vida.

Durante mis años de soltería, tuve la oportunidad de viajar a lugares increíbles. Viajar ocupa un lugar especial en mi corazón. Me enseñó la belleza, la paciencia, la cultura y cómo amar verdaderamente. Durante esa etapa de la vida, pude hacer unas amistades maravillosas que se han convertido en una familia. Si pudiera volver atrás, disfrutaría mucho más ese tiempo. Le diría a mi yo más joven que todo iría bien. Disfruta donde estés en la etapa de la vida en la que Dios te ha colocado. Mis años de soltería me convirtieron en la mujer que soy ahora, y sé que seré una esposa mucho mejor gracias a ellos.

Verás, la soltería no es un castigo.  Más bien, deja espacio para el crecimiento, el aprendizaje y la apreciación de quién eres. Quizás Dios te está preparando para el sacramento del matrimonio durante tu espera. Quizás tú estás lista, pero tu futuro esposo no lo está. Quizás Dios está ocupado convirtiéndolo en la persona que él tiene que ser para que su futuro y vida contigo sirva a Su Reino. No conozco Sus planes para tu vida, pero sé que Él es bueno, y quiere cosas buenas para ti. Sigue confiando en Dios, y Él te concederá los deseos de tu corazón.

__________________________

Justine Kaiser is a graduate of Indiana University with a B.S. in Radiation Therapy. She is currently living in Fort Wayne, Indiana working as a radiation therapist at a local hospital. Justine is a devoted aunt who loves to travel, bake and keep up with her Yorkie pup, Leo. She believes that through sharing our life stories, we can encourage each other to be the person God created us to be. Go Hoosiers!

Leave a Reply