Cómo sabotear tu vida amorosa

Durante mis años en la fraternidad de la universidad, leí varios recursos sobre prepararse para encontrar a tu futuro cónyuge. Eran de gran ayuda en el camino de discernimiento de la vocación que Dios tenía para mí. Hasta hay un posteo del blog FOCUS sobre crecer en la madurez emocional para alcanzar el éxito en la relación algún día. Aunque nunca nadie escribe sobre cómo sabotear tu vida amorosa, por lo que se me ocurrió que sería útil para expandir aquellos recursos. Oh, sí, hay muchas formas fáciles de usar tu tiempo en la universidad para sabotear tu vida amorosa. Sólo sigue el plan de abajo para asegurarte de terminar un largo viaje buscando al Sr. Correcto, pero encontrando al Sr. Incorrecto.

Nena, si lo tienes, ¡muéstralo!

¿Modestia? ¡Ni siquiera lo pienses! Todas las mujeres griegas salen vestidas con poca ropa, y necesitas estar vestida competitivamente. Revela tanto como puedas. Concéntrate en vestir ropa que te convertirán en una serie de partes que todo muchacho querrá mirar. ¿Tienes segundos pensamientos sobre esos pantalones con letras griegas estampadas en la parte de atrás? Cómpralos ahora y no mires atrás. ¿Dudas de tu decisión de vestir calzas a modo de pantalones? Deja de sobre-analizar. Las calzas se asegurarán de que no pases desapercibida; no ocultan nada y son cómodas al mismo tiempo. ¿Estás reconsiderando esa bikini para el verano? Ve a la tienda más cercana y compra la más delgada que encuentres. Eso realmente llamará la atención cuando te broncees al borde de la pileta.

CUIDADO: Los caballeros están más atraídos por mujeres que visten modestamente, a quienes pueden respetar y en quienes pueden confiar. Las mujeres que intencionalmente mantienen sus cuerpos sagrados tienen más auto-estima y respeto por ellas mismas. Los hombres también son honrados por la modestia de las mujeres, en cuanto los ayudan a mantenerse puros en sus pensamientos y acciones. Las mujeres modestas son las que ellos quieren llevar a casa a sus madres o abuelas, o para que sean la madre de sus hijos algún día, asique ten cuidado de tener la modestia en mente. Si te compras una camiseta para vestir debajo de tu remera de profundo escote en V, los caballeros comenzarán a notar tu intento de mantenerte modesta y estarán agradecidos. ¡No hagas esto!

Abraza la caminata de la vergüenza

Son las 09:00hs de un sábado a la mañana y estás dejando la fraternidad donde dormiste para caminar hasta tu casa…pero estás vistiendo la misma ropa para salir que usaste anoche, te ves como un desastre, y te sientes insegura de si al muchacho con el que te quedaste anoche de hecho le gustas o si simplemente te estaba usando. ¡Perfecto! Deja de sentirte culpable (así es la universidad, recuerda), de igual modo, no tienes tiempo para nada serio, y el Sr. Correcto requerirá más de ti.

CUIDADO: los caballeros llevan a las mujeres a citas, las tratan con dignidad, y luego las llevan de vuelta a sus casas al final de la noche sin ningún tipo de remordimientos. Ellos respetan a las mujeres que consideran su sexualidad como un don a ser entregado en el matrimonio. Ellos desean que sus futuros cónyuges guarden sacramentalmente los momentos íntimos que vienen en el matrimonio: no sólo las relaciones sexuales, sino también dormir al lado de quien aman por las noches o disfrutar un desayuno vistiendo pijamas. Los caballeros también saben que, estadísticamente, si tienes relaciones antes de casarte, reduces la probabilidad del éxito de la relación a largo plazo. Si le dices a un caballero que eres dedicada a la pureza e integridad emocional, ellos harán fila para invitarte a salir. ¡No hagas esto!

¡Habla como un marinero!

Las fraternidades a menudo tienen reglas como “nada de maldecir en este edificio”. Eso es tan de la vieja escuela. Comienza a decir obscenidades y serás como uno de los muchachos en muy poco tiempo. ¿A quién le importa ser un ‘bien hablado’? ¿No podemos todos calmarnos y dejar de preocuparnos por cuidar lo que decimos?

CUIDADO: Los caballeros son conscientes de lo que sale de la boca de las mujeres. Usualmente se sienten más atraídos a interesarse por una mujer con un cierto nivel de discreción y que hable con gracia y dignidad. Si no maldices, serás hermosa, inteligente, disciplinada, creativa y femenina. ¡No hagas esto!

¡Sé superficial!

Ya sea sobre deporte, clima, clases, fiestas, ejercicio, o comida, recuerda siempre mantener las conversaciones en un plano superficial. Mantén tu celular cerca en todo momento al salir con otras personas. Recuerda estar dependiente de cada texto, email y llamada que recibes mientras le diriges la palabra a alguien más. Mantente alejada de temas polémicos como la fe, política, moral, familia, o tus sentimientos y visión de la vida.

CUIDADO: Los caballeros disfrutan de conversar sobre temas tanto superficiales como profundos. No sólo desearán conocer cosas sobre ti, sino que querrán conocerte. No están simplemente interesados en pequeñas conversaciones que sirvan para sumar puntos y obtener un premio al final de la noche. Si comienzas a abrirte y ser auténtica, serán serios y te valorarán por tus pensamientos, emociones y opiniones. En las fiestas, los hombres pueden quedar hipnotizados por una mujer que hable de cosas reales en lugar de sabores de vodka, reglas del beer-pong, y de lo último en modelos de zapatos, asique ten cuidado. ¡No hagas esto!

Chismerío y quejas

Habla de las querellas familiares de tu compañero de cuarto delante de otros tantas veces como puedas. O aún mejor, quéjate de cuánto odias a tu dermatólogo por no prescribirte antibióticos contra tu acné… ¿Acaso no vio el grano que tienes en la frente? Enloquece a los caballeros escuchar que las mujeres injurian a otra o se quejan constantemente de su cabello con frizz. Asique no apliques ningún filtro a tus pensamientos, deja salir todos los chismes tan pronto como puedas y critica todo a tu alrededor verbalmente, para que todos puedan oírte.

CUIDADO: A los caballeros les interesan más los acontecimientos acaecidos a una mujer que el drama de otros o sus disputas diarias. Aman ver mujeres que afirman a otros con sus palabras, que se mantienen discretas sobre el chismerío que pueda herir a alguien, o que enfrentan sus problemas diarios sin hacer alarde de ello constantemente. ¡No hagas esto!

Eso lo resumiría. Usar estas tácticas y principios casi garantizarían que el Sr. Correcto se mantenga a distancia y que el Sr. Incorrecto continúe acechando cerca. ¡Te deseo suerte!

ATENCIÓN

Está bien, no puedo terminar este blog tan jocosamente. Especialmente ahora que habré agitado el avispero y estoy por recibir llamados de mujeres sobre lo injuriadas que se sintieron, si cometieron estos errores.

Tengo algo que confesarles: no estaría dando consejos sobre estos temas si no hubiera cometido tantos errores en el pasado y al despertarme un día dándome cuenta que estaba viviendo en un ciclo de atracción al Sr. Incorrecto… en lugar de al Sr. Correcto. En mi primer intercambio de fraternidad (una fiesta con temática en chicas motociclistas), aparecí vistiendo algo que probablemente le hubiera dado un infarto a mi padre. Durante el primes mes de mi primer año, tres hombres distintos pasaron la noche conmigo (gracias a Dios nunca nada demasiado físico tuvo lugar, pero ciertamente estaba dándole lugar a la tentación y al remordimiento). También afronté el maldecir, la superficialidad, chismerío y hasta quejarme constantemente. Vaya… eso fue increíblemente vulnerable y difícil de escribir. ¡Qué desastre que era!

Una vez que comencé a verdaderamente conocer a Jesús y el perdón, la libertad, la sanación, la paz, y el gozo que se encuentra en una vida centrada en Él y en Su plan para mi vida, mi perspectiva sobre las relaciones cambió radicalmente. Durante algunos años no salí con nadie (a modo de citas), para dedicarme a crecer en la fe, convirtiéndome en la mujer que quiero mi futuro cónyuge algún día conozca. Crecí como mujer cristiana y día tras día fui transformada por la Gracia de Dios. Cerca de siete años después de caminar con el Señor, la mayoría del tiempo como mujer soltera, atraje al Sr. Correcto y nos casamos. Fue una gran bendición y doy gracias a Dios por cambiar mi corazón, mis actitudes y comportamientos. Estoy agradecida por Su sacramento de la Confesión que ha lavado las cicatrices de antaño.

Por lo que no, no estoy condenando a nadie. Simplemente me gusta divertirme cuando escribo y despeinar algunas plumas.

(Este blog fue originalmente publicado en FOCUS)

___________________

amandateixeiraAmanda Teixeira proviene de Nebraska, esto es, la “buena vida”. Se graduó de la Universidad de Nebraska-Lincoln con un título Enfermería en 2008. Fue un miembro de Alpha Phi en el campus y sirvió en muchos roles de liderazgo en la casa. Amanda está sirviendo nacionalmente como Directora de Griego de FOCUS. Ella y su esposo, Jonathan, están entrando en su quinto año como miembros del equipo del apostolado FOCUS. Twitter: @amandamtex

Leave a Reply